Importante:

Todas las fotografías que aparecen en este blog están realizadas por mí (con la excepción de las que aparecen en la sección "Las fotos de mis amigos"), y ¡NO ESTÁN PROTEGIDAS POR NADA NI POR NADIE! (como el resto de mí persona).

Hace tiempo que mis derechos se torcieron y a estas alturas de mi vida no es momento de ponerse a enderezarlos. Si uno (o sea yo), cree que toda propiedad es un robo (no confundir con el derecho de uso), siendo consecuente con esa creencia digo que puedes descargarlas, reproducirlas, modificarlas, matarlas y asesinarlas (las imágenes), y hacer lo que te venga en gana con ellas, sin necesitar permiso ni consentimiento alguno para hacerlo.

Agradecería que se me citara como autor, por aquello de abonar el poco ego que todavía me queda, pero si decides no hacerlo no temas amenaza, persecución, ni represalia por mi parte. J.E.

jueves, 6 de octubre de 2016

PENSANDO (De la serie: En las paredes)

Las mujeres se enamoran de lo que escuchan, y los hombres de lo que ven. 
Por eso las mujeres se maquillan y los hombres mienten.



4 comentarios:

  1. Buena fotografía, la verdad es que te deja con hambre, con hambre de ver más, de situarla en un contexto más amplio.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Coincido con Miguel.. Me falta foto,pero la reflexión es muy buena y te deja pensando.. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo, falta foto. La imagen en cuestión está tomada en el barrio del Realejo en Granada, en una calleja con un ancho no mayor de 2 metros, eso limitaba mucho las posibilidades de encuadre.

    Un abrazo a los dos y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar