Importante:

Todas las fotografías que aparecen en este blog están realizadas por mí (con la excepción de las que aparecen en la sección "Las fotos de mis amigos"), y ¡NO ESTÁN PROTEGIDAS POR NADA NI POR NADIE! (como el resto de mí persona).

Hace tiempo que mis derechos se torcieron y a estas alturas de mi vida no es momento de ponerse a enderezarlos. Si uno (o sea yo), cree que toda propiedad es un robo (no confundir con el derecho de uso), siendo consecuente con esa creencia digo que puedes descargarlas, reproducirlas, modificarlas, matarlas y asesinarlas (las imágenes), y hacer lo que te venga en gana con ellas, sin necesitar permiso ni consentimiento alguno para hacerlo.

Agradecería que se me citara como autor, por aquello de abonar el poco ego que todavía me queda, pero si decides no hacerlo no temas amenaza, persecución, ni represalia por mi parte. J.E.

lunes, 23 de marzo de 2015

¡SOCORRO QUE ME AHOGO!


7 comentarios:

  1. Jaja, muy oportuno para captar el momento exacto.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de muchos intentos, lo conseguí. Para mí la fotografía de fauna es una de las más difíciles, los canallas de los bichos no se están quietos y son impredecibles.

      Salud, Miguel.

      Eliminar
  2. Estoy mas por pensar que sarna con gusto no pica y que me voy a bucear!!!.. Genial.. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dichosa tu que puedes, por aquí hace un frio de mil demonios, si metes un dedo en el agua se te para el corazón jejejej.

      Un abrazo, Helen.

      Eliminar
  3. JAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

    genial!

    =))))

    ResponderEliminar
  4. Al final y poniendo en riesgo mi propia vida conseguí rescatarlo

    ResponderEliminar
  5. Cómo no la iba a reconocer????

    jajajjaajaja :D

    ResponderEliminar